Portada > Blog

Conoce la experiencia cultural de los órganos históricos de Liétor

La historia de los órganos es una historia excepcional

La sensibilidad del pueblo de Liétor hacia la música de órgano nace de la costumbre antigua, de siglos, de disponer en este humilde lugar con la existencia del instrumento y el sonido del órgano para celebraciones y cultos religiosos. El pueblo letuario no ha olvidado nunca al órgano y siempre ha demostrado su aprecio, gracias a ello se ha podido preservar, protegiéndolo en los tiempos difíciles de la guerra civil. Aportando de su bolsillo más del 50% del gasto para la construcción de un segundo órgano en 1993, concebido para ampliar el registro de la música que se ofrece en los conciertos.

En la actualidad Liétor cuenta con tres órganos y la ilusión de comprobar como esta difusión de la música de órgano ha contagiado el interés para restaurar otros instrumentos en otros pueblos de la provincia.

 

XXXVII años de conciertos de órgano y tres órganos vitales para el culto y la cultura en Liétor.

Con este recorrido y experiencia se ha madurado, somos un pueblo que ofrece música y cultura, accesible y gratuita para todos, sin necesidad de ir a las ciudades. En palabras de un amigo de los conciertos “Algo excepcional en Liétor es que la gente viene a un evento que no es ni de toros, ni de comer, ni procesión o misa, la gente viene a oír música. Es difícil imaginar que un pueblo se llene de gente que viene a oír música sin vaca y sin santo”.

Y sigue siendo excepcional que para el letuari@ sea habitual subir desde la huerta y que pueda escuchar a Correa de Arauso o Mozart o Bach, u otros genios de la música. Siempre para todos, sin importar clases o elites.

Otro logro satisfactorio ha sido que la actividad musical se ha ampliado fuera de los templos, con más facilidad en nuestros pequeños pueblos. La gratuidad y la cercanía ha permitido al pueblo humilde conocer la música y valorarla. Así como facilitar una plataforma reconocida a intérpretes noveles.

Los tres órganos actuales:

1º El histórico, siempre protagonista de los ciclos anuales de música celebrados en Liétor durante estos años, se encuentra alojado en la iglesia parroquial de Santiago. Fue construido por Joseph Llopis en 1787 por encargo del prior del convento carmelita. Su lugar original de colocación fue dicho convento y parece que las gentes de la época preferían asistir a las ceremonias de culto adonde sonaba el instrumento. Permaneció en el convento carmelita hasta 1835 con la desamortización de Mendizabal, entonces se traslada a la parroquia de Santiago tal como ha llegado a nuestros días.

Su última restauración se inauguró en 1982 iniciando así estos treinta años de conciertos. El organero restaurador fue Pascal Quoirin y su equipo bajo la dirección artística de Francis Chapelet.

2ºórgano ubicado en el Exconvento de Carmelitas Descalzos fue construido y armonizado por Alan Faye en 1993. Se concibió para incluirlo en la vida litúrgica de la comunidad y como instrumento complementario del histórico. Después de los primeros diez años de conciertos, se empezó a soñar con un nuevo órgano clásico europeo que permitiría interpretar sin limitaciones, no solo las distintas músicas europeas, sino también el repertorio moderno. Su financiación fue por suscripción popular casi en su totalidad. “Este órgano es un monumento a la generosidad de mucha gente de diferentes pueblos y naciones”.

3er nuevo órgano positivo es el último construido y situado en La Ermita de Belén. Se inauguró el 26 de diciembre del año 2009. El organero constructor ha sido Didier Chanon. Es un instrumento de pequeñas dimensiones pensado para el acompañamiento y para completar a los dos que existían en Liétor, y poder así ampliar la oferta de conciertos letuarios y actividades para fomentar la música de órgano. Apostando por la formación y preparación de nuevos organistas. Además de dotar a La Ermita de un instrumento apropiado para el culto que en ella se celebra. Ermita declarada Monumento Histórico Nacional. Es un templo bellísimo construido entre 1527 y 1570 con pinturas que adornan todo el interior del recinto realizadas entre los años 1734 y 1735 por autor anónimo.

El coste de este instrumento ha sido financiado en el 70 % por el Grupo de Acción Local de la Sierra del Segura y el resto por la parroquia y aportaciones particulares, a través de la incondicional ayuda de la Asociación Cultural Grupo Museo de Liétor.

APUNTES DE HISTORIA QUE SITÚAN LA PRESENCIA DEL INSTRUMENTO DEL ÓRGANO EN LA VILLA DE LIÉTOR.

La música de órgano se ha fijado en la memoria colectiva del pueblo letuario desde hace alrededor de siete siglos. Dice la tradición oral que Juan de Austria encargado por su hermanastro Felipe II, dirigió el aplastamiento de la rebelión morisca en la alpujarra granadina y que en agradecimiento a los letuarios que se enrolaron con él, regaló a esta villa de Liétor un órgano.

No hay documentación de este hecho, pero lo cierto es que a partir de comienzos del s- XVII sí aparecen expresiones que avalan esta teoría indicando que la parroquia tenía dos órganos: uno fijo de 16 cañones y otro de los llamados realejos o portátiles. Así en 1626 Isabel De Ocon dice textualmente en su testamento “ mando que el día de mi entierro y el siguiente de las honras en cada uno se digan dos nocturnos a canto de órgano con toda la música, el uno en mi casa que será el día del entierro y el otro en la iglesia … y han de ser cantados con la música del órgano “.

También en 1720 en el inventario de las alhajas de la parroquial nombra un órgano mediano corriente y un cajón de música viejo, creemos que este segundo fue el realejo o portátil que dono en su día Juan de Austria.

La primera iglesia de Santa Maria y Santiago de Liétor se construyó al poco de ser tomada la villa por la orden de Santiago en febrero de 1242 y se construyó sobre un antiguo alcázar musulmán, teniendo la entrada por un lateral pues el resto lo cerraba un gran muro de argamasa que a trechos se reforzaba con torrejones y que formaban la muralla de la villa. Aquel viejo templo poseía a los pies una tribuna donde se situaba un órgano.

En 1505 se describe así: “tiene al cabo dos tribunas, la una donde ofician y dicen horas y la otra en que están unos órganos”. Con similares palabras se inventaría dicho instrumento en los años de 1511 a 1549.En varios testamentos del s. XVI los fieles piden que en su entierro “ se toque la música de la iglesia”

Regida por la orden militar de los caballeros presbíteros de la Orden de Santiago mantiene su viejo órgano hasta el año 1767 ( el de 16 cañones) hasta que se hunde la vieja iglesia y sobre su solar edifican una nueva que es la que ha llegado hasta nuestros días. La obra se da por concluida en 1778, dirigida por el arquitecto murciano Gregorio Sánchez. La construcción de esta nueva iglesia obligó a desmontar el órgano existente y desaparece. En 1784 consta que se vendieron por 36 reales fuelles viejos del órgano que aun rondaban por allí.

Desde que derriban la antigua iglesia y mientras dura la obra, en Liétor no sigue funcionando ningún órgano en 20 años, pues en el convento no había ninguno. El pueblo acostumbrado desde hacía más de dos siglos a tener en las celebraciones litúrgicas dicho instrumento, debieron hacer notar tal falta, ante el clero santiaguista y los carmelitas descalzos. Es en este momento cuando los padres carmelitas se adelantan construyendo el órgano de Joseph Llopis (1787) y que en aquel momento creó cierta rivalidad entre curas santiaguistas y frailes carmelitas. Se verifica esta rivalidad en un documento de 1824 que desde la parroquia piden al juez protector de iglesias y al comendador santiaguista que les den dinero para construir un órgano en la nueva iglesia con estas palabras: “ ya que la falta del órgano para solemnizar las funciones y festivos de la iglesia, daba margen a que los feligreses dejasen de concurrir a su parroquia a oir la palabra divina, prefiriendo asistir al templo de carmelitas descalzos, extramuros de esta población porque la ven adornada con este instrumento tan esencial”. Solicitud que por cierto fue denegada por falta de recursos económicos.

EL CONVENTO DE CARMELITAS DESCALZOS Y SU ORGANO

El 11 de junio de 1679 el rey Carlos II firmó una provisión real para poder fundar en Liétor un convento de carmelitas descalzos, frente a la oposición que hasta entonces impedía tal fundación, por pertenecer esta villa a la Orden de Santiago, teniendo esta provisión un carácter de excepción. El edificio de este monasterio letuario fue dirigido por Fray Francisco de San Joseph “maestro de obras de dicha religión”, y que junto al de padres de alba de Torres de Salamanca son los dos primeros dedicados a San Juan de la Cruz en todo el mundo.

El convento fue terminado en 1700 según reza en su portada. En los años 1766-69; 1768-80 y 1786-87 fue prior de este convento el padre Fray Manuel de San Vicente, hombre de gran cultura y de inestimables dotes quien fue nombrado definidor general de su orden en sus últimos años hasta su muerte en Madrid en 1791. Este fue el que encargó para el convento de Liétor al organero Joseph Llopis Meseguer, alcoyano residente en Almansa y que hoy llamamos el órgano histórico y fue construido en 1787 según las tablas grabadas del interior del órgano.

LA PARROQUIA DE SANTIAGO Y EL CONVENTO DE LOS CARMELITAS

Desamortización y el traslado del órgano desde el convento a la iglesia.

Solo 7 años después de esta petición la ley dada por Mendizabal llamada “Desamortización 1835” obliga a los carmelitas descalzos de Liétor a cerrar su convento y marcharse y sus bienes fueron incautados por el gobierno y vendidos al mejor postor o simplemente desaparecen. Aunque el edificio del templo se destina por la junta de desamortización como “ayuda de parroquia” a la custodia del clero de la orden de Santiago. Este es el momento en que los sacerdotes deciden trasladar el órgano del convento a la iglesia de Santiago. Y aprovechan el momento para una renovación de la nueva iglesia parroquial y ubicar el órgano.

Desde la desamortización 1835 hasta la guerra civil 1936 se utiliza este órgano de modo normal en la iglesia. En los años de 1936-39 no sufrió daños salvo algún disparo desde abajo del coro de varios tiros de escopeta de perdigones, cuyas marcas aun se conservan en los lunetos del techo sobre el órgano. Que se dejaron como anecdóticos en la última restauración.

Según tradición oral en los primeros años del s. XX hubo un momento en que un sacerdote estuvo a punto de vender el órgano por desinterés o necesidad económica, pero fue evitado por los fieles que se negaron a ello. En el año 1951 se quitaron los fuelles manuales del órgano para colocar un solo fuelle rectangular grande movido por un motor trifásico.

ULTIMA RESTAURACION Y COMIENZO DE LOS ACTUALES CICLOS:

El año 1982 concienciados nuevamente los letuarios de la importancia del órgano como instrumento litúrgico y cultural se animan a restaurar a fondo el órgano existente en el coro de la parroquia que mantenía toda su tubería original.

La restauración de Pascal Quoirin y su equipo bajo la dirección artística de Francis Chapelet fue perfecta y el 30 de octubre de 1982 se ofrece un concierto extraordinario para su inauguración y así se inician los ciclos cuyo XXX aniversario tuvo lugar en 2012.

 

Fuente: Parroquía de Liétor y Asoc. Cultural Grupo Museo. 

Etiquetas
organos, sierra del segura, cultura, barrocos
Arriba Volver Atrás

Contacto

Solicita un folleto o mapa, actividades inspiradoras o nuestro catálogo de experiencias o contacta a través de info@turismosierradelsegura.es

Dirección

C/ Bolea 45
02430 Elche de la Sierra - Albacete (España)
T: 967 11 12 83

Síguenos

Junta Comunidades Castilla-La Mancha En un lugar de tu vida
© 2020 Turismo Sierra del Segura
 ActividadesPolítica PrivacidadPolítica CookiesAviso LegalDescargas | Mapa web
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.